Arriendo en Vacaciones

Alicia Castillo Saldías
Directora Escuela de Derecho

Durante el verano aumenta la demanda de arriendos para poder disfrutar de las anheladas vacaciones. Por lo mismo, siempre es recomendable tomar ciertas consideraciones para asegurar que nada las arruine.

Antes de efectuar cualquier pago, es aconsejable celebrar un contrato de arriendo, que permite resguardar a ambas partes ante cualquier eventualidad. Además, es preferible, y que se cuente con un inventario de los bienes de la propiedad para evitar malentendidos.

Si arrienda directamente con el dueño de la propiedad, debe solicitar alguna cuenta de la casa (luz, agua, teléfono, etc.) que esté a su nombre, con el fin de verificar que el arrendador es efectivamente el propietario. Siempre es útil buscar el nombre del arrendador en la web, y revisar si existen reclamos de otros arrendatarios. Asimismo, si realiza el arriendo mediante una corredora, asegúrese que sea una empresa establecida en el comercio del corretaje.

Por último, intente visitar previamente el inmueble; así podrá comprobar que la propiedad es la descrita en las fotos y que cumple con todas sus expectativas. Evite, en lo posible, depósitos por adelantado y exija un recibo de cada pago.

Fuente: Columna Digital
Fecha: 13/febrero/2018